Isabel Soria, Presidenta de la reconocida Fundación “Volviendo a Casa”, en dialogo con PrimeroSalta, detalló su preocupación sobre la problemática de la Trata de Personas en Salta, en relación a las barreras culturales e institucionales.

Isabel Soria detalla la problemática desde el compromiso asumido hace más de una década. Relata: “Hay bastantes chicas desaparecidas en la provincia. Tenemos conocimiento en base a las últimas denuncias formales sobre chicas, declaradas desaparecidas, y que se encuentran en su búsqueda fuerzas de seguridad provincial, federal e internacional, son alrededor de 61 mujeres. Esta cantidad responde al total que se dio a conocer hasta el 2014, mujeres que se encuentran desaparecidas desde el año 1990”.

Volviendo a Casa es una organización que trabaja en  Salta mancomunadamente con otras provincias del país y del exterior. Se aboca a la prevención, sensibilización y capacitación en materia de Trata de Personas y violencia de género. Desde 2009 no descansan en profundizar su mensaje de conciencia y precaución en la población y el estamento político.

A través de la historia las mujeres hemos sido frecuentemente víctimas de todo tipo de violencia solamente por serlo: abuso sexual, violaciones, asesinatos por parte de la pareja, quemadas como brujas por ejercer la medicina, infanticidio, explotación sexual y una de las peores formas de violencia de género como es la trata de personas.#NoALaTrata

Soria cuenta y advierte que muchas de las que fueron reportadas como desaparecidas y luego se encontraron, se habían dirigido de Salta al Sur del país con el ofrecimientos laborales. Ante esto remarcó la importancia de tomar conciencia y no aventurarse a aceptar ofrecimientos de personas y avisos de trabajo desconocidos. Puesto que un modus operandi es la captación de mujeres a través del engaño y su necesidad laboral.

Agrega que en estos tiempos se puso de moda convocar a personas para trabajar como cuidadoras de ansíanos y voluntarios, tanto dentro del país como fuera.

Desde el 2009 la ONG  trabaja en la sensibilización, prevención y capacitación en la materia “trata de personas”. Para este año se espera un trabajo mancomunado con el Comité Ejecutivo Nacional de Lucha Contra la Trata, que consta del desarrollo de propuestas para implementar en territorio. Así mismo, cuenta Soria, que se encuentran creando una Red Nacional para desempeñarse en la prevención.

Por otra parte puntualiza que ve un avance en las políticas de Estado, que profundizaron los espacios de asistencia a la víctima. Pero reconoce que la barrera que aun cuesta superar esta en la Justicia. “nosotros tenemos un serio problema con la Justicia. Siempre apuntamos a la capacitación y vemos que existen muchas personas de distintos ámbitos (periodismo, Justicia, Abogados, Policías, etc.) que no están en condiciones de contener a una mujer en situación de vulnerabilidad”, expresó.

Presentaron un proyecto en el Ministerio de Derechos Humanos y Justicia de la Provincia para que se efectivice un verdadero trabajo ministerial. “un trabajo interministerial significa que la situación de Trata involucra desde el Gobernador para abajo. Por ejemplo ¿un Ministerio de salud debe intervenir? Claro que sí. En un centro de salud una médica detecto a una menor de 15 años que se iba a cambiar un DIU, algo llamó la atención de esta profesional y se detectó que se trataba de una joven en situación de Trata de Personas”.

Se vuelve prioritario que desde el estado se implemente medidas preventivas, tal como se hiso con Violencia de Género, invertir recursos para visibilizar esta problemática, reconociendo que existe en la provincia y que se puede evitar caer en manos de mercenarios de personas.

 

Fuente: PrimeroSalta