Sin solución en Moldes, despidos en Iruya, amenazas de despidos en Nazareno, Santa Victoria Este, sueldos deteriorados, un gobierno nacional que busca el ajuste y  se necesita urgente una discusión de paritarias por más del 40 por ciento. Juan Arroyo, Secretario General  de ATE, en dialogo con PrimeroSalta, describe la situación actual del interior de la provincia.

Existen municipios que llevan dos meses sin percibir sus pagos, como es el caso de Coronel Moldes. Municipio que se llegó a una intervención por las malas administraciones y aun continúa en alerta.

Vienen discutiendo con el ministro de finanzas si pueden actualizar y regularizar la situación. Teniendo en cuenta, subraya Arroyo, que la demora de diez días en el pago de sus haberes genera una importante preocupación, sin dejar de mencionar los 60 que llevan los empleados de Moldes.

Actualmente se encuentran en Asamblea los empleados de la localidad recientemente intervenido. Por ahora no se habla de hacer paro de actividades, siempre y cuando se solucione la situación, caso contrario los trabajadores tomaran la decisión de volver a hacer uso de la protesta.

“Entendemos que esto depende del gobierno nacional. La coparticipación llegó bastante tarde y eso retrasó a algunos municipios en el pago de los sueldos, creando problemas en la masa salarial. Este gobierno nacional desde que asumió lo único que generó son ajustes”, agrega el dirigente.

Por otra parte, relata que en Santa Victoria Este, Nazareno, Iruya, entre otros municipios los trabajadores se encuentran amenazados de ser despedidos. En el caso de Iruya ya despidieron a 15 municipales, lo que significa alrededor de un 20 por ciento de la planta permanente.

Ignacio Jarzun, confesó a PrimeroSalta que de sostenerse esta tendencia de crisis, seguramente no llegaría a concluir con su mandato como intendente de Rosario de Lerma.

NOTA RELACIONADA: Por la Crisis/ Jarsun teme no poder continuar con la gestión municipal

Se vienen las paritarias

Arroyo sostiene que la inflación dejó sin efecto los valores obtenidos en las últimas negociaciones paritarias (25 % de aumento). No se atreve a dar un porcentaje concreto que se debería exigir en las próximas, por cuanto la inflación es variable y no se puede adelantar cuanto se deberá exigir en la mitad de año. No obstante, sostiene que si hoy fueran las paritarias, el porcentaje que se debería exigir es superior al 40%, ya que hoy el salario está realmente deteriorado.

 

Fuente: PrimeroSalta