Durante el fin de semana, los inspectores municipales junto a la policía de la provincia realizaron la clausura preventiva de dos locales de calle Jujuy y el decomiso de más de 400 botellas, por vender bebidas alcohólicas fuera del horario permitido.

 

  Durante el fin de semana, la Municipalidad en conjunto con la policía de la provincia efectuaron operativos en la ciudad a fin de controlar el expendio de bebidas alcohólicas. En esta oportunidad fueron sancionados dos locales ubicados en calle Jujuy por incumplir con el horario estipulado para la venta de alcohol.

 Las actuaciones se realizaron en el marco de los operativos habituales que efectúa la Subsecretaría de Control Comercial durante los fines de semana. En esta oportunidad, los inspectores constataron que en ambos casos, los comercios expendían bebidas alcohólicas fuera del horario permitido.

 Además, durante el operativo realizado conjuntamente con la policía de la provincia, se procedió al decomiso de botellas de bebidas alcohólicas en uno de los locales infractores. Los mismos quedaron en la comisaría Lola Mora a espera de su disposición final.

 Cabe destacar que la ordenanza 12372/05 que rige para el ejido capitalino, prohíbe vender este tipo de productos entre las 0 y las 10 de la mañana. A través de esta normativa se busca limitar y controlar la venta indiscriminada de alcohol, teniendo en cuenta el impacto social que causa este producto en la salud de la población, especialmente en jóvenes y adolescentes.

 

Fuente: Parte de prensa