Todo indica que, hace dos  años, el gobierno de la provincia de Salta dictó una Emergencia de Violencia de Género que responde a una medida demagógica del momento. Solo se crearon cargos y organismos bien financiados que no benefician ni hacen hincapié en el verdadero problema. Hoy se busca generar una prorroga, donde organizaciones sociales sospechan que si no se crean verdaderas políticas de Estado, seguirá sin funcionar tal medida.

En diálogo con PrimeroSalta, la Dra. Mónica Menini, del Foro de Mujeres se refirió al tema en cuestión: “El decreto de Ley de Emergencia de Género se dicto dentro de un contexto que Salta recibía a 40 mil mujeres, en un Encuentro Nacional. Y yo era de las que decía un paso es un paso y solo nos quedamos a observarlo”. Ante esto surge la inquietud de entender si se trató de una medida demagógica por parte del Gobierno Provincial, Menini no dudó en asegurar que así es: “no es la primera vez que lo decimos desde el Foro de Mujeres”.

En estos dos años lo que vieron desde el Foro de Mujeres, teniendo un balance. Por un lado vieron que existió la decisión de invertir en la creación de organismos que fueron creados dentro del Poder Judicial, sin embargo la Dra. recalca que “hoy deben decir con absoluta claridad, entendiendo el contexto y realidad de la calle y de sus compañeras, la medida y decreto no ha conseguido bajar los indicadores de violencia de género  que existen en la provincia y que llevan a Salta a ubicarse en el primer lugar como provincia de mayor índice de femicidios; de muertes maternas por el aborto clandestino; se continua teniendo Trata de Personas, mujeres rescatadas pero ningún preso por ese delito; falta de asistencia integral; entre otras.

Sostiene que los fondos económicos devenidos de esa emergencia en Violencia de Género “no llegan  al territorio ni a quienes más lo necesitan”. Para ella “se están quedando en un lugar intermedio, en un lugar de profesionales, de investigación, de “hagamos páginas web y crear cargos” y las mujeres quedan abajo sin un subsidio ni un lugar”.

El Observatorio que solo observa 

Expone al Observatorio de Violencia de Género, creado a raíz de la emergencia decretada por el Gobierno provincial, como un organismo con un elevado presupuesto y como claro ejemplo de lo que anteriormente se refería. Agregando luego que no deja de ser positivo, en estos dos años de la emergencia, su creación. Pero que sin lugar a dudas no funcionan ni benefician a la población.

Cuando hacemos un recuento de las medidas adoptadas para garantizar asistencia y seguridad para mujeres víctimas de Violencia de Género, solo recurrimos a mencionar la implementación del Botón Anti Pánico. Para Menini el mismo no funciona: “las mujeres nos venían diciendo que se sentían presas ellas, por tener a un policía en la puerta de su casa. Y el victimario, el golpeador, abusador se les ríe en la cara. Puesto que la víctima es quien debe darles explicaciones a un efectivo policial donde va y que piensa hacer”.

Para entender aun más la situación y la búsqueda del Gobierno por renovar la Emergencia en Violencia de Género, Menini sostiene: “sucede que hoy estamos en un punto crucial. Si vamos a hacer una prórroga de la emergencia en violencia de género hay que sentarse a pensar cuales fueron todos los errores y de qué manera se puede manejar una política de Estado que sea una salida verdadera”. A lo que no deja de agregar que “ya se ha gastado demasiada plata y presupuesto en todos estos cargos de abogados, de expertos mientras tenemos una mujer de 12 años de la comunidad Wichi que no estaba escolarizada por tener discapacidad. Pero cuando fue la marcha del Ni Una Menos, estaban todos los funcionarios, osea, lo que tenemos es fotos. Pero no tenemos planes específicos”.

Por último sentencia que si para esta segunda etapa, sino se garantiza que se bajen políticas concretas a quienes más lo necesitan, seguiremos para atrás como provincia.

Fuente: Primero Salta