“Ya estamos cansados del Intendente Leavy, del Gobierno de Urtubey y los legisladores que usan nuestro nombre para lucrar”, denuncia en PrimeroSalta, Eber Montenegro como referente de la comunidad Guaraní del  Zanjón y Cuña Muerta, del departamento San Martin. La comunidad denuncia al  Gobierno Provincial por abandono e incumplir con sus promesas, amenazan con llegar hasta las últimas consecuencias con cortar la Ruta para que no haya  festival Trichaco ni movilización alguna.

Hace un mes se reunieron con el Ministro Luis Gómez Almaraz, con los responsables del IPPIS y con personal de Tierra y Hábitat, donde trataron temas de vieja data como infraestructura, viviendas, división de los territorios que tienen como pueblos originarios, entre otros. Llevan más de diez años del último relevamiento que se realizó en esas zonas y hasta la fecha no obtienen respuestas.

Montenegro cuenta sobre la dificultad y trabas que reciben para implementar proyectos en beneficio de su comunidad.

En cuanto a la vida cotidiana y sus recursos para vivir cuenta: “Nosotros estamos sobreviviendo de lo que seria las changas como el macheteo, limpieza de campos, desmalezados para particulares y cortada de cerámicos, en negro. En mi caso estoy sobreviviendo del Salario Universal de mi hija. Somos agricultores ancestralmente y por suerte eso no nos falta, el pollo y verduras”.

La relación con el intendente de Tartagal, Sergio Leavy, no es la mejor: cuando estuvieron hace un mes reunido con el Ministro de Asuntos Indígenas y los del IPPIS, estos habían quedado en coordinar una audiencia con el Jefe Comunal, la que aún no se hizo efectiva. “nosotros pedimos audiencia y no nos da el intendente. Hace un mes cuando cortamos la ruta hablamos con él, donde se comprometió a dar solución a un gran problema que tenemos que es la inseguridad por la falta de iluminación. Hace dos meses –ejemplifica- murieron dos chicos en un accidente vial porque las rutas están abandonadas. El Intendente quedó en iluminar y hasta ahora no tenemos respuestas, no lo encontramos”, agrega.

Comenzaron a diferenciarse del resto de las 14 comunidades que habitan en el departamento. Asegura que para Leavy todas son iguales y mete en la bolsa a todas por igual sin buscar entender que mantienen diferentes prácticas culturales y de creencia. Denota su desinterés por las comunidades originarias.

Montenegro sostiene que ante la falta de respuestas y “como los tienen peloteando”, decidieron en la comunidad buscar un último acercamiento de dialogo con los Ministros Parodi, Almaraz y del IPPIS. De no obtener respuestas van a cortar la Ruta “para que no haya Trichaco, ningún tipo de movilización. Ya que “lucran con el nombre de nuestra comunidad”.

“Nosotros no pedimos colchón, ni mercadería, ni chapas. Pedimos que nos den una solución. Queremos trabajar. Lo que le planteamos al Gobierno es un pozo de agua y los títulos de las tierras que son nuestras. Solo nos ofrecen una huerta comunitaria, que ya tenemos, buscamos producir a escala por los terrenos que poseemos  (510 hectáreas tienen).

La última oportunidad de diálogo lo plantean para mañana a las 8 am: “Mañana si dios quiere llegamos a Salta Capital a primera hora y comenzaremos a tocar puertas. De no ser recibidos tendremos que tomar medidas allá en Salta también y si se niega la ayuda el día jueves cerramos el paso de la Ruta hasta la última consecuencia. Ya estamos cansados del Intendente, del Gobierno de Urtubey, los legisladores que usan nuestro nombre para lucrar”, sentenció.

Fuente: PrimeroSalta