Si se les pregunta a ellos responden que no se trata de una cuestión de competir, simplemente se busca hacer notar lo que está haciendo mal el intendente. Funcionarios y Legisladores no pierden tiempo en denotar con chicanas el rechazo en acompañar la gestión de Gustavo Sáenz. Desde el PJ se busca poner paño frío: Manuel Santiago Godoy reconoce que existe una tonta guerra, se reunió para amenizar las relaciones políticas y  buscará seguir mediando. La edil Frida Fonseca pide más madurez y menos futurismo. Por otra parte, en esta batalla, sorprende el silencio de Ricardo Villada, Matías Canepa y María García Salado, principales laderos de Sáenz.    

Gustavo Sáenz comenzó a denunciar la falta de apoyo provincial y el cese de fondos que llegaban al municipio en la gestión anterior, que hoy se encuentran depositadas en áreas de gobierno como la de Assennato. Todos los reclamos fueron siempre vía redes sociales, una modalidad que el intendente comenzó a instalar con el objetivo de transparentar y dar cuenta a sus seguidores cual es la realidad.

Ante esto se inició un sinfín de chicanas, críticas y disparos políticos que, hoy por hoy, se convirtió en una novela 2.0 en las redes sociales.

Cualquiera pensaría que se trata de malos perdedores. Nadie quedó contento con que Sáenz gane la intendencia, no es casualidad que se escuchen las críticas de quienes perdieron en las últimas elecciones.

Porque te quiero te aporreo

Los disparos del armado político “Urtubey Conducción”, o bien, ex “Confluir” (que incluye al diputado Matías Posadas, al Secretario Matias Assennato, al Ministro Juan Pablo Rodríguez, al ahora diputado oficialista Romeo Medina, en representación de Javier David, al concejal Serralta y el bloque de ediles del Partido de la Victoria) se hacen notar desde su actual función buscando disminuir la imagen del intendente.

Los diputados Matías Posadas y Raúl Romeo Medina desde hace una semana que se turnan para confrontar con el intendente. Quien en reiteradas veces cuestionó que esa cámara baja autorice el endeudamiento por 800 millones de pesos, de los cuales son pocos los que les toca al municipio capital.

 

El ministro Juan Pablo Rodríguez se sumó a las manifestaciones de su amigo Posadas (quien lo trató de improvisado) y no solo lo tildó de improvisado sino que agregó “llorón y poco serio” argumentando que “Sáenz va a cumplir 6 meses de gestión pero todavía no se observa ningún cambio positivo en la ciudad de Salta”. Al mismo tiempo que lo invita a Sáenz a “sentarse trabajar de manera conjunta con el Gobierno de la Provincia y no andar llorando desde los medios de comunicación".

.

Matías Assennato, en dialogo con PrimeroSalta, hace una semana atrás sostenía que no lo persigue al intendente y mucho menos se siente en condiciones de competir contra él. Que la única interacción  fue una corrección en el autor de una frase que Sáenz había compartido en Twitter, sin ánimos de molestarlo. Pero ayer martes, en un video realizado desde su oficina gubernamental, bajo la leyenda de “Pasaron 6 meses desde que Sáenz asumió, el resultado, una Ciudad destruida, mucha improvisación y falta de respuestas”, confirmó que existe un “trabajo 2.0” contra el jefe comunal.

Eduardo Costello, también hizo sus apreciaciones sobre la “modalidad de Sáenz al no asumir responsabilidades”. El Ministro de Trabajo nos argumentaba con: “si planteamos que una situación de conflicto gremial (como la de UTM) es responsabilidad del Ministerio de Trabajo; la situación de los pozos es culpa de Aguas del Norte; el desmalezado es culpa de los vecinos que tienen baldíos; el problema de los manteros es culpa de la dirección de Rentas; la situación de la Balcarce es un problema de Seguridad; si yo estoy poniendo  toda mi energía en descargar responsabilidades y culpables en otros lugares. La gente de la ciudad ha elegido una gestión que se haga cargo de los problemas”. Y agrega que “buscan que gobierne, cree y colaborara para la continuidad de la gestión del intendente, sin poner palos en las ruedas”.

Se busca amenizar

Por su parte, Manuel Santiago Godoy en dialogo con PrimeroSalta aclaró que se reunió con Sáenz por “el exceso de las palabras de todo el mundo y donde el clima político no se controla y a mí no se me cae nada por ir a dar explicaciones”, sostuvo. Fue a brindarle explicaciones en relación al crédito de 800 millones, quien asegura haber aclarado que los diputados solamente autorizan el endeudamiento pero no así el destino de esos fondos. Quedó a disposición para comenzar a discutir con él y otros diputados en que se puede ayudar para afrontar determinadas obras.

Godoy confía que las relaciones se van a normalizar, le dijo que no se ponga nervioso. Al ser consultado sobre el video del funcionario Assennato, dijo que “la única intención que tiene el Gobernador de la provincia con Assennato es que lo ayude (a Sáenz), ya que hay muchas cosas que el intendente que por sí solo no puede hacer”. Así mismo adelantó que buscará hablar con Assennato, confirmando que hay que bajar los decibeles. No niega que exista un infantilismo por parte de algunos, asegurando que “creen que la gente nos va a dar bolilla al pelearnos. A ellos lo único que les interesa es que le solucionemos su problema”. “estas peleas no aportan nada, estas guerras en las redes sociales ya todo el mundo las conoce, son las famosas pajareras, uno sale a hablar y ya le contestan. Me parece que es una tontera”, agregó.

Frida Fonseca al ser consultada, como integrante del PJ y vicepresidente del Concejo Deliberante, sobre esta “guerra 2.0” y sí se trata de una conducta infantil por parte de varios funcionarios y legisladores, obvió responder. No obstante dijo: “me parece evidente que esta critica evidente de algunos sectores, caso Frente Plural, tiene un alto contenido político y no es bueno ni constructiva para la sociedad. Aquí lo que hay que hacer es trabajar con madurez, nosotros desde el bloque del PJ, por lo menos dos de nosotros, hemos pronunciado críticas contra Godoy por sus referencias contra el intendente y a veces poner palos en la rueda en la gestión de quien a sido electo con la mayoría de votos por los salteños”.

Por último, sentencia “hay que ser responsables y no hacer futurismo”, en relación a sí Gustavo Sáenz se perfila como factor de peligro para las elecciones del 2017 o 2019: “no me cabe duda que algunos dirigentes se encuentran en ese planteo e hipótesis pretendiendo dirimir el tema ahora. Yo creo que hoy es un tiempo complejo y complicado para la argentina  y actitudes de esas características no son constructivas. No podemos mirar hoy lo que va a pasar dentro de cuatro años. Vale reconocer que Gustavo Sáenz ha ganado contundentemente las últimas tres elecciones del año pasado en la capital, es imposible de negarlo. Ahora lo que va a pasar en el futuro no debería complicarnos las relaciones políticas en el presente. Hay que trabajar juntos para que la ciudad y provincia marche bien”.

Acostumbrado a batallar

Sáenz no es de los que se queda callado, o en este caso sin escribir. El uso de las redes sociales se convirtió en su canal de comunicación más preciado, no solo para exigirle al Presidente de los Argentinos que ayude para evitar las inundaciones, también para pronunciarse en contra de desiciones políticas provinciales o responder las criticas.

Sus declaraciones en los medios de comunicación, deja  entrever que realmente siente que existe una batalla política: “A mí no me va a disciplinar como hizo el Kirchnerismo a intendentes o gobernadores, con la chequera o con fondos”. “Si tengo que irme a nivel nacional a  conseguir lo que corresponde a Salta lo voy a hacer. Y si tengo que pelear en Salta lo voy a hacer”.

La reducción de fondos  adrede, reconocida recientemente por el concejal, hoy en la vereda de enfrente, Gustavo Serralta (ex amigo y compañero de fórmula en viejas contiendas) levantó polvareda en la cancha de responsabilidades de la provincia. El Edil en una suerte de enojo con el jefe comunal declaró que a Isa se lo ayudaba por que pertenecía al mismo esquema político del gobernador. Una “metida de pata”, como se diría popularmente, a veces no hablar de ciertas cosas. El refrió de Serralta hizo contra efecto, si lo que buscaba era fastidiarlo a Sáenz, terminó por el contrario realzándolo y victimizándolo. Confirmando una persecución política contundente contra el Intendente.

Se sabe que Gustavo está acostumbrado a batallar solo políticamente, desde que se lanzó con su candidatura. Pero surgen interrogantes por parte de quienes conocen de política, como por ejemplo, no se entiende que los laderos de un intendente como lo son su Secretario de Gobierno, Jefe de Gabinete municipal o el Presidente del Concejo Deliberante no salgan en su defensa. En el caso de sus contrincantes, la organización es sincronizada: Posadas disparó e inmediatamente amplifican y reproducen sus pares como Assennato u algún que otro allegado.

En el caso de Sáenz, hoy se encuentra sin alfiles que lo secunden y protejan, aunque se trate de una “guerra 2.0”. El silencio de Ricardo Villada y García Salado hace demasiado ruido. Se siente que no van en sintonía.

 

Fuente: PrimeroSalta