Una consulta pública a vecinos de diferentes puntos de la ciudad de Salta, realizada por nuestro medio, permite visibilizar aquellos problemas acuciantes que murieron en el intento por ser tratados o solucionados.

Más allá de los logros que obtuvo la gestión de Miguel Ángel Isa, que no son pocos, los vecinos destacan que faltó énfasis en solucionar problemas que son de vital importancia para convertirse en un municipio modelo.

 

Estos puntos llevaran a la máxima concentración del intendente entrante, Gustavo Sáenz. Puesto que los consultados coinciden en que se tratan de aspectos prioritarios.

1-      Baches: Sin lugar a dudas fue lo más recurrente entre las respuestas. Se trate de propietarios de vehículos o simplemente peatones.
Pese a los esfuerzos desmedidos de la gestión, no se logró finalizar el mandato con la tan promocionada promesa de “Bache Cero”. Quedando en tan solo un discurso proselitista.

2-      Vendedores ambulantes: durante los últimos cuatro años, ante la situación económica general, se proliferó de manera incesante optar por ubicar en la vía pública y espacios verdes céntricos un carro panchero, venta de artículos de temporada, juguetes, frutas, verduras, comida al paso, entre otras alternativas que convierten a la ciudad en un gran mercado persa sin control bromatológico alguno.

3-      Canal Irigoyen: Desde su creación este canal solo generó malestar entre los vecinos que lo colindan. La falta de limpieza constante que genera olores nauseabundos.
Otro aspecto esta en el estado edilicio del mismo, en este último tiempo no solo se derrumbo parte del canal que cruza por debajo de la terminal, sino también en su otro extremo  que se desbarrancó.

4-      Limpieza de la vía pública: La gestión buscó solucionar el problema de la basura, y lo consiguió, pero en parte. Las calles del micro y macro centro solo se ven relucientes por pocas horas al comenzar la jornada, es decir desde las 7 am hasta las 9 am, luego las veredas se mantienen alfombradas de basura. Producto de la poca conciencia ciudadana.
Las fechas de festejo y concurrencia masiva al centro de la ciudad resultaban imposibles de transitar por el alto nivel de desechos que dejan comerciantes legales y ambulantes.
La realidad en la periferia es aun más crítica. Micro basurales que tardaban meses en ser erradicados, ante la falta de eficiencia operativa de la empresa que tiene la concesión.
A esto se suma que tan solo se limpian diariamente las calles de barrios de mayor categoría. En algunos barrios cada dos meses veían pasar al barrendero, apuntan los consultados.
Duros cuestionamientos recibió Agrotecnica Fueguina por el incumplimiento de los contratos con el municipio. Los tachos de basura en el centro no fueron renovados, se encuentran en mal estado y en los barrios no existen.

5-      Plazas en barrios: se reconoce que la ciudad en general desde su fundación no fue organizándose ni se tuvieron en cuenta la necesidad de contar en un barrio con espacios verdes. Pese a ser pocas las que quedan, desde el municipio no se profundizó en el mantenimiento ni trabajo de conciencia en el cuidado por parte de quienes son usuarios. En gran parte de los barrios las plazas no cuentan con juegos, veredas o un buen césped. Si bien, en los primeros años de gestión se inauguraron plazas integradoras (las que solo llegaron para algunos barrios), juegos para niños  y embellecidas por el verde, no duraron demasiado tiempo.

6-      El Transito: Vecinos destacan la intención de la intendencia en velar y definir un proyecto para mejorar la accesibilidad del enorme parque automotor salteño. Sin embargo disparan por la falta de organización y la ilícita conducta de algunos efectivos de transito municipal, las tan conocidas coimas.
De hecho, el municipio debió recurrir a la ayuda y efectividad de la policía vial de la provincia para el control.

7-      Patrimonio arquitectónico: Muchas fueron los casos mediáticos de edificios coloniales que se derrumbaron para futuros proyectos de arquitectura moderna para viviendas o comercios.
Las peatonales Florida y Alberdi, un claro ejemplo de critica a la falta de visión en la preservación arquitectónica que tanto caracteriza a nuestra ciudad.

8-      Alumbrado público: vecinos insisten en un factor fundamental para la seguridad en un barrio, la iluminación de calles y pasajes. Nunca se dejó de pavimentar y con ello viene la iluminación, pero la reposición de focos tarda en llegar siempre.

9-      Arbolado: con mucho pesar, los consultados cuentan cómo se descuido la flora. Sienten que no se trabajó en la capacitación en cuidado y tipos de ejemplares que se debían plantar en veredas, hasta este último año de gestión.
Como resultado de la falta de  atención en el tema, hoy la ciudad se encuentra con veredas levantadas por raíces; podas por jóvenes ansiosos por hacer dinero mutilando arboles.
En principio, relatan, se generaron convenios con cooperativas de trabajo para el mantenimiento y poda en espacios verdes y eventualmente veredas. Fueron pocas las veces que se vio trabajar a estas.

10-   Terminal: Isa asumió y desde antes se planteaba una mega obra para reemplazar a la vieja terminal y convertirla en modelo del NOA. Esto nunca sucedió. Tiene una empresa con la  concesión que nunca buscó despojarla del galpón que es hoy, hasta su ubicación sobre un canal que se derrumbó poniendo en riesgo a las miles de personas que diariamente concurren a esta.

Estas son algunas de aquellas apreciaciones que vecinos al responder sobre ¿que faltó hacer en la gestión que deja Miguel Isa? Simplemente un aporte.

 

Fuente: Fernando Primero Climent

Fotos: Internet