Así lo expresó en dialogo con PrimeroSalta Alejandra Paredes, candidata a Convencional Constituyente en tercer término del Frente de Todos. La periodista y locutora fue lapidaria en sus declaraciones al analizar el comportamiento del mandatario provincial, la Reforma de la Constitución y el armado nacional del Frente de Todos para los próximos comicios.  

“Estas reformas exprés se le antojaban a Juan Carlos Romero. No es la agenda que el pueblo necesita para resolver los problemas de fondo”, no obstante se decide a participar para evitar el posible juego que pudieran hacer en cuanto a mandatos, jueces y demás temas que se proponen modificar de la carta magna provincial.

En principio se habla públicamente de buscar la perpetuidad de jueces en  la justicia local, al ser consultada sobre las últimas declaraciones del Gobernador donde manifestaba estar en desacuerdo en la perpetuidad de magistrados, pese a ser él mismo quien definió los temas de reforma, Paredes dispara: “Para él  –Sáenz- nunca quiso nada. Y de repente lo tildamos de mal gobernador. Este estado constante de militancia por la cobardía, donde primero larga las cosas y luego se hace el boludo. Es alguien con una pésima gestión que solo está perjudicando a la ciudadanía”.

Le pide que se haga cargo de haber nombrado en el gobierno a sus amigos. Quien tampoco  se hace cargo que tiene “esa colita de las facturas apócrifas”, le insiste que se haga cargo y “le diga a la gente que la estas usando para su conveniencia”.

Acentúa  que esta reforma parcial de la Constitución Provincial debería ser más abarcativa a las comunidades originarias, tratando temas de acceso a los servicios públicos.

Al referirse sobre  legisladores como Mashur Lapad o los intendentes que buscan integrar el plantel que debatirá sobre los puntos de la reforma asevera que se trata de una “patota del patriarcado que no quieren perder ese puestito acomodaticio que tienen, es decir, son cagones que quieren ocupar todos los cargos para que esto no cambie”.

Se definió el pasado sábado que exista un solo Frente de Todos, incluyendo al PJ salteño, ante esto Paredes no deja de aclarar que a nivel nacional la estrategia es válida pero en lo local se vuelve difícil aceptarlo: “a mí me parece una cagada esto, son –los saensistas- verdaderos asaltadores de cualquier proyecto. Se declaran peronistas, pero para decirlo tienes que tener un verdadero gobierno peronista, y no lo tienen”.

“Al tipo –Sáenz- no se le cae una idea para ayudar al pueblo, todo la ayuda y asistencia por la pandemia vino de Buenos Aires”, vuelve a disparar.

Al finalizar y como broche de su lapidario análisis no considera que Sáenz pertenezca a la oligarquía salteña: “Yo no puedo decir que Sáenz es de la oligarquía porque para serlo le faltan varios millones de pesos y hoy la mitad de la oligarquía lo tiene de mozo de mano y la otra mitad lo vomita”