Rogelio Nerón es el primer miembro de una comunidad originaria en asumir como Intendente, pero no de cualquier municipio, del municipio más pobre de la región. En dialogo con PrimeroSalta relata las emergencias que padecen, manifiesta su desesperación por las consecuencias de la gestión anterior, la indiferencia de sus legisladores provinciales y suplica ayuda del gobierno provincial.

Arranca la entrevista declarando: “Me han dejado un municipio hecho desastres. No dejaron nada. No tenemos herramientas para laburar”. “No tenemos vehículos, lo que es principal para laburar. Santa Victoria tiene de una esquina  a la otra 180 Km de distancia, para ello se necesitan vehículos y mucho gasoil”.

Le preocupa la falta de contacto y comunicación con el gobernador Sáenz: “Con el gobernador no logre comunicarme: estoy por cumplir un mes y aún no pude hablar personalmente con él”. No obstante se logró reunir en principio con las ministras de Salud y de Desarrollo Social. Quienes solamente se cargaron en promesas pero hasta ahora no existe nada en concreto.

Ayuda monetaria no llega: “Lo que es recurso económico hasta ahora no estamos viendo nada, solo me dieron para pagar un aguinaldo y espero que me depositen para pagar los sueldos”. Resaltando que “hasta el día de hoy no nos está dando nada la provincia”.

Ruega y pide a las autoridades de la provincia y al periodismo que visiten la localidad para que vean que lo que le pide y declara no es mentira, para evitar que me digan al escuchar mis pedidos “que este indio está exagerando”

Asevera que tiene dos emergencias para afrontar. Una es la sequía que está arrasando con los animales de los criollos, donde deben llevar agua en vehículos prestados pero no cuentan con combustible: “yo fui a Salta a pedir que me presten un camión porque necesito llevar agua, se están muriendo las vacas. Aguas del norte solamente atiende las mangueras para el consumo de agua del pueblo, pero no tengo como llevar agua al campo adentro” (…) “estoy sacando fiado el gasoil de un conocido que tiene surtidor, pero no me puede aguantar demasiado”.

La segunda emergencia se refiere a la amenaza de la crecida del río Pilcomayo, el que se “suponía contaba con anillos de contención”. Pero el jefe comunal denuncia que no se trabajó para evitar que el pueblo vuelva a padecer la catástrofe que se presentó en el verano del 2019. “Eso que andan diciendo que se ha trabajado todo el año en la defensa y anillos del rio no hay nada, no existe defensa alguna”, agrega.

Sobre el desempeño de los legisladores provinciales, sostiene que están al tanto. Es el caso del Senador Mashur Lapad, quien es la tercera autoridad de la provincia y a simple vista no estaría teniendo capacidad para resolver: “les dije señores no me están ayudando, la provincia no está enviando plata y no tengo como solucionar nada, sus respuestas son que están gestionando”

Por otra parte Nerón se encuentra investigando y recopilando información para realizar las denuncias penales correspondientes contra el intendente anterior Moisés Balderrama,  buscando que devuelva lo que falta en el municipio en materia económica y material.