Será un reclamo que se hará en todo el país el jueves próximo desde las 18. Acusan al Ministerio de salud de hacer apología del delito.

 

Agrupaciones Pro Vida y ciudadanos en contra del aborto legal marcharán el jueves en todas las ciudades del país para repudiar la actualización del Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo.

“El Ministerio de Salud de la Nación hace apología del delito obligando a los médicos a practicar abortos”, sentenció Soledad Cullen, miembro de la Agrupación Pro Vida, quienes sostienen que la actualización de la guía para la atención de los abortos no punibles implica una legalización del mismo.

En 2012 un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió que las mujeres violadas, sean normales o insanas, podrán practicarse un aborto sin necesidad de autorización judicial previa ni temor a sufrir una posterior sanción penal. Los organizadores de la marcha en Salta consideraron que el fallo avala el “asesinato de chicos”.

Cristian Franco es médico y atiende en el Hospital Materno Infantil y en Centros de Salud. Contó que suelen presentarse un caso por semana de mujeres violadas que quieren abortar, pero que en el sector público los casos son menos, ya que las mujeres suelen recurrir a centros clandestinos.

La existencia de estos lugares en donde se practican abortos sin personal capacitado y sin las condiciones de seguridad necesarias es el argumento principal de quienes defienden la legalidad del aborto. Al respecto, Soledad Cullen enfatizó: “es cuatro veces mayor el porcentaje de muertes de mujeres en partos por falta de atención sanitaria que por abortos ilegales” e instó a aumentar la inversión presupuestaria en este aspecto.

El reclamo de los miembros de la Fundación Pro Vida Salta buscará visibilizar la problemática destacando que las personas por nacer tienen derecho a la vida y que el aborto no es la solución si una mujer embarazada no quiere tener un hijo, ya que pueden darlos en adopción.

“Gracias a Dios nunca tuve que practicar un aborto pero voy a firmar una declaración en la cual me niego a realizarlo si me toca y lo dejaré en los lugares donde trabajo”, contó Franco.

La marcha comenzará a las 18 del jueves en la Plaza 9 de Julio para luego dirigirse hacia la Legislatura, como sucederá en las distintas provincias. Después de la marcha presentarán un pedido para que se desestime el protocolo.

Fuente: Portal web