Su cuerpo fue hallado en el departamento que alquilaba. Tenía 28 años, era adicta al alcohol y las sustancias prohibidas.

 

La joven Nadia Moreno, de 28 años, tuvo un triste final. Fue hallada sin vida en un inmueble que alquilaba en Villa Palacios. Según datos aportados por su madre, quien tuvo la desdicha de hallarla muerta en una habitación, contó que su hija estuvo desaparecida por 48 horas. También contó que la joven era adicta al alcohol y a sustancias prohibidas.

Nelly Ayala, madre de la víctima, pasó dos días interminables que se convirtieron en el preámbulo de un lamentable final. Más allá de la problemática de base en el tema en cuestión, con su hija sumida en el oscuro universo de las drogas, seguramente nunca imaginó el trágico final.

Fue justamente su progenitora quien dio aviso al Sistema de Emergencias 911, el sábado por la noche, cerca de las 20. Inmediatamente partió desde el destacamento de villa Palacios un móvil hacia el lugar, donde constataron que efectivamente en una de las habitaciones del lugar yacía una mujer.

Los policías dieron parte de la situación a la Fiscalía Penal 8, que dio intervención al médico legal para la realización de la autopsia. El cuerpo fue llevado a la morgue del hospital San Bernardo, donde se determinó que la joven murió por "paro cardiorrespiratorio".

Este nuevo caso fatal vinculado con las adicciones pone en alerta a las autoridades del área sobre esta creciente problemática. Las acciones de prevención desarrolladas hasta ahora resultan insuficientes ante el avance de la droga y sus nefastas consecuencias para toda la sociedad.

 

Fuente: Portal web