La pregunta es si realmente se verán perjudicarás las 4500 mujeres en situación de vulnerabilidad que hoy se ven beneficiadas con este programa.

Hace unas semanas, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) intimó al programa “Ellas hacen” a presentar balances, los cuales debían ser confeccionados por la Universidad de la Matanza. Mientras, desde la organización aseguran que desde su conformación en el año 2009, desde la Universidad nunca les entregaron los libros o instrucciones del INAES.

Además, en las últimas horas, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, habría firmado un convenio para unificar el programa “Ellas Hacen”, con el “Argentina Trabaja” y ahora pasaría a ser “Hacemos Futuro”.

En este sentido, Facundo Romero, el Coordinador provincial del ente ejecutor del programa en diálogo con Primero Salta aseguró que si bien “ninguna mujer va a dejar de percibir el incentivo”, puesto solqué manera regulariza la situación de las cooperativas que quedaron inconclusas”, a la vez que señaló que “nadie se quedó sin trabajo, simplemente se terminó el convenio con la Matanza”.

En contraposición, Lorena Tévez, una de las beneficiarias del programa aseguró que la semana pasada Romero les habría garantizado una reunión en la cual deberían llevar una vocera para presentar cada problema pero que hasta el momento no cumplió. “Si no presentamos el balance, seguimos dentro del programa, cobrando $4700 pero no tenemos la matricula”, explicó.  

Tévez explicó que hace 5 años la cooperativa espera por la capacitación en oficio que debiera ser dictada por el ente ejecutor. “Tengo compañeras que son de electricidad que están paradas sin poder tomar clases porque siguen con la ayuda de Santa Victoria en los salones y no reciben su capacitación y el profesor les enseña como higienizarse los dientes”.

Finalmente la mujer explicó que esta tarde 15 cooperativas se reunieron en una asamblea, en la que decidieron buscar contadores para poner los papeles en regla. “Si no nos dan soluciones desde el Estado vamos a tener que hacerlo nosotras. Esperamos que se sumen más compañeras y pedimos que no lo enmarquen dentro de ninguna bandera política porque vamos a volver marchar hasta que nos den alguna solución”.