Este corredor comercial despertaba sospechas sobre el funcionamiento, calidad en el servicio y en cuanto a seguridad del lugar. Un espacio que se publicitaba como un encuentro para la familia salteña, resultó ser una "Caja de Pandora" que la nueva gestión municipal deberá solucionar. Funcionarios detallan la situación y confirman lo que a simple vista se nota.

El Paseo de la Familia, desde su inauguración, despertó polémica observando a simple vista el espacio reducido para manipular alimentos y teniendo en cuenta los requisitos que se necesitan para una habilitación, que no son pocos, y que evidentemente no serían habilitados fácilmente.

Una presentación en sociedad como un espacio para la familia salteña, espacio que fuera inaugurado un 11 de junio de 2015 con un importante número de efectivos de infantería, una imagen que no cumplía con lo expresado por  Miguel Isa, exintendente.

 

Dejando a las claras que se trataba de un acuerdo entre dos amigos como lo son Miguel Isa y Jose Muratore. Que llevó a comerciantes del Parque San Martin a ser desalojados y obligados a trasladarse al nuevo Paseo, abonando hoy alquileres desde 4000 mil pesos en adelante, por espacios reducidos para trabajar.En cuanto a los fondos de la creación, nunca se logró acceder a tal información. Al consultarle a los directivos del club se justificaban diciendo “no es algo que importa, lo que importa es que la familia salteña contará con una alternativa para salir a pasear”. Desde el Concejo Deliberante fueron muchos los ediles que pidieron informes al ejecutivo sobre la factibilidad, seguridad, presupuesto, los mismos nunca se dieron a conocer.

 Entre los requisitos que difícilmente se puedan cumplir se encuentra el de Bomberos de la Provincia, certificados de higiene y seguridad, como de seguros. A modo de ejemplo: una cocina si o si como requisito necesita contar con chimeneas verticales, extractores de aire, llaves de seguridad del gas natural, etc. Evidentemente para cumplir con esto se deberían inhabilitar las tribunas que se encuentran de techo para la colocación de las mismas, aspecto que se vuelve imposible de realizar.

Otro aspecto es, a simple vista, son los baños. Cada nicho no cuenta con baños propios y se comparte entre todos los negocios uno comunitario que no cumple con medidas de higiene en la limpieza. Además de observar como cada inquilino se apropia de la vereda con heladeras, parrillas, hornos y mesas, tornando difícil el transito.

Lo confirmó el titular de Habilitaciones Comerciales del municipio, Martin Pérez Estrada. Para despejar dudas se buscó consultarle a quienes son los responsables de que un comercio funcione en la ciudad. Al respecto fue consultado Martin Perez Estrada, quien decía lo siguiente: “Estuve reunido con directivos del club Juventud Antoniana, analizamos cuales son todos los requisitos para habilitar todo el predio. Es un predio que hoy no cuenta con habilitación, son ellos quienes tendrán que buscar de cumplir con todos los requisitos. Si no cumplen con todos los requisitos no serán habilitados”, sostuvo el funcionario.

Ahora bien, la pregunta es ¿por qué continúa funcionando si no cuenta con habilitación? Pérez en este sentido se excusó aclarando que él es el responsable de Habilitaciones Comerciales, no está en sus facultades clausurar.

A principio de marzo, PrimeroSalta entrevistó al Subsecretario de Control Comercial municipal, Nicolás Avellaneda. Al consultarle sobre el Paseo de la Familia, contrariamente a lo que declara Pérez Estrada, sostenía que este corredor comercial presentaba algunos algunas irregularidades en el área de manipulación de alimentos, por lo que se los intimó y se les brindó un plazo prudencial para que cumplan. Al consultarle si cuentan con habilitación de bomberos, manifestó que solo dos los tenían vencido a los certificados. Por último, se liberaba de seguir respondiendo, al decir que no les compete el tema habilitaciones, por cuanto elevaron un informe al área de Habilitaciones Comerciales para que evalúen.

Actualmente se encuentran trabajando en un nuevo código integral de habilitaciones, buscando anticiparse a muchas “avivadas”, como el cambio de rubro y razón social del comercio posterior a una clausura. “No está en mi facultad investigar ni juzgar. Pero de que la gestión anterior –Miguel Isa- se habilitaron comercios que no deberían estarlo, se hiso. Ahora queda en esperar que venzan los permisos y en la renovación se buscará que cumplan con todos los requisitos, caso contrario, no se los habilitará”, agregó.

Por último Pérez considera que lo óptimo es que los consumidores tengan la confianza de concurrir a un local comercial, fuera del rubro que fuera, y este brinde la tranquilidad de contar con seguridad, calidad, infraestructura acorde, seguros, instalación eléctrica,  es decir, que estén habilitados. Y que cuando vayan a un colegio, restaurante o confitería no se les caiga el techo o pared.

VER NOTA DE LA INAUGURACIÓN: Se inauguró el “Paseo de la Familia” con custodia de Infantería

 

Fuente: PrimeroSalta