El intendente de rosario de Lerma, Ignacio Jarsun, en dialogo con PrimeroSalta, brindó detalles de cómo recibió el municipio, de la mano de su antecesor Sergio Ramos, la que catalogo como decadente. Enumera los problemas que aun mantiene y resalta que no dudará en hacer las denuncias penales que sean necesarias.

Cuando asumió se dio con muchas sorpresas. Calcula que en una semana estarían terminando la auditoria y ya cuenta con información que amerita realizar denuncias penales. Aclaró que si corresponde realizar denuncias penales, no dudaran en hacerlas, no buscará omitir ni ocultar nada. Ya que si hay cosas que no se hicieron bien, deberán hacer responsable a alguien.

Jarsun optó, como pocos, por dar a conocer a su comunidad los problemas que tienen y cuáles serán  los desafíos que se tendrán que afrontar. Siente que a la administración la hacen bien: lograron regular la planta de trabajadores, despidiendo a más empleados que Cerrillos sin obtener mitin político. Cuenta con el apoyo unánime de los 9 concejales del municipio, quienes le brindaron la declaración de la emergencia económica.

Le preocupa por anticipado las paritarias que se vienen. Ya que mantienen deudas que ascienden el millón de pesos a proveedores, deben adelantos de la coparticipación que recibió la gestión anterior, por esto se encuentran dialogando con los ministerios para arreglar, teniendo en cuenta que subraya que “no nos encontramos en pagar deudas ajenas”.

Cuenta que asumió “en un municipio que lo dejaron decadente” en donde aparecieron todos los problemas al mismo tiempo: tenían deudas millonarias; no contaban con capital para abonar sueldos; la gente reclamaba que se inundaba; no contaban ni con una máquina para cortar el pasto; desde 2009 no se paga Renta de la Provincia; debían ART para los trabajadores, con los riesgos que ello implica; todos los vehículos estaban rotos; entre otros conflictos más.

Por último, destacó la voluntad y paciencia de los vecinos de Rosario de Lerma por entender que no sería fácil el volver a comenzar. No se arrepiente del compromiso y responsabilidad asumida con el cargo por que “alguien debía hacerse cargo”.

Fuente: PrimeroSalta- Fm Capital