Así, pero con agregados subidos de tono, se refirió un conocido dirigente peronista. Intendentes, por su parte y por lo bajo, confirman el individualismo de Urtubey y como trabajó para la victoria de Macri en la capital salteña y a nivel nacional.

 

Por estas horas los ánimos entre los peronistas salteños no son los mejores. Los resultados arrojado en el  balotaje despertó la iracunda de referentes políticos, algunos no tardaron en hacerse leer y otros en silencio anuncian su preocupación por el futuro del PJ.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El reconocido referente kirchnerista Juan Ameri, no tardó en desatar la polémica y disparó duramente contra Urtubey, tras sus declaraciones en la conferencia de prensa de cuatro minutos  realizada posterior a los comicios del domingo pasado. “Urtubey es un traidor de mierda y ni nos vamos a olvidar de tu traición a los militantes”, dictaba su respuesta en la red social twitter.

En la mañana del día lunes, desde su cuenta de twitter, escribía “¿Como puede ser que los militantes sentimos la derrota y hacemos autocritica y los dirigentes no se hagan cargo?” Más tarde Matías Assenato declaraba en un programa de tv matutino "En Salta nuestro candidato ganó por 10 puntos, estamos por agradecidos por el acompañamiento", a lo que Ameri salió al cruce: “Lo único que falta es que se arroguen ese resultado, que fue fruto de la dignidad de los militantes de base”.

Evidentemente los ánimos no son los mejores entre los peronistas. Desde las bases se cuestionan decisiones que habría tomado Urtubey en relación a la campaña para favorecer a Scioli. “Urtubey no trabajó lo suficiente. Mostrarse a nivel nacional en los medios de comunicación no ayudó a ganar en la capital salteña, estuvo muy ausente en la provincia”, manifestaba en off the récord  un dirigente de vieja data.

La preocupación entre dirigentes peronistas esta en, de una vez por todas, sentarse a discutir el presente y futuro político y el lugar que ocupan en la agenda de la sociedad. Hacer mea culpa es algo que vienen planteando desde el 2011, puesto que por cada elección en Salta van perdiendo legisladores e incluso intendencias.  De aquellos 6 diputados por capital y 9 concejales, este año solo pudieron conquistar un legislador provincial y tres concejales.

“Es notorio el abandono de Urtubey para con el Partido Justicialista. Desde su llegada perdimos protagonismo como institución. Nos vimos invadidos por figuras ajenas al partido, como Milagros Patrón Costas, Matias Assenato, los Posadas, Sylevester, su hermano Rodolfo, entre otros”, cuentan los dirigentes. En relación a esto, se suma la preocupación de muchos al sentir que Juan Manuel buscará que su hermano José lo suceda en 2019.

Mientras pasa el tiempo, en voz baja hacen sentir su malestar. Algunos rompieron el verticalismo característico de esta fuerza política, otros simplemente estallan al apagarse las grabadoras de prensa. El desafío será hacer escuchar esas voces ocultas, todas juntas, caso contrario el panorama es lamentable.

Urtubey demuestra con su proceder que solo piensa en cómo ascender políticamente. No es casualidad que solo él gane holgadamente en toda la provincia, tampoco fue casualidad que su discurso del domingo  invite a trabajar “gane quien gane” como presidente. Son muchos peronistas que le confirmaron a este medio que lo mejor para el gobernador era que sea electo Mauricio Macri, de esta manera buscará aliados a nivel nacional para competir por la presidencia del PJ Nacional y de allí proyectarse para el 2019.

Fernando Primero Climent