Contó con momentos de tensión. En su sede de Esteco y Rioja, la Asociación Trabajadores del Estado llevó a cabo una importante convocatoria para elegir 120 congresales, de la que participaron más de 580 trabajadores afiliados de toda la provincia.

 El orden del día buscaba elegir a sus 120 nuevos Congresales que por estatuto se debe respetar. La invitación a los afiliados estaba prevista para las 17 para dar inicio a las 18 horas. Pero como buenos salteños, la impuntualidad hizo que se respete el reglamento, instando a una demora de 30 minutos. Pasado ese tiempo, con los presentes se dio inicio, respetando el protocolo que permite tal decisión. 

Como naturalmente se presenta en toda organización, la interna en ATE se dejó entrever y por parte de la oposición minoritaria,  liderada por el ex Secretario General Vicente Marti,  se buscó sabotear tal encuentro. Con un total de 40 trabajadores, arengados por el ex dirigente, no se dejaba de insistir con agravios y reiteradas interrupciones que impedían el desarrollo del orden del día.

Posterior  a la elección de autoridades, se mocionó que la elección de los Congresales sea mediante una lista completa y no individual, la que se aprobó por unanimidad. La primera lista que se dio lectura fue la oficial que responde al actual Secretario General de ATE, Juan Arroyo; la segunda fue la que representaba al opositor Marti. Cabe destacar que este último se tomó unos minutos para hacer uso de la palabra y proclamarse “presentador” de su lista.

Los requisitos para ocupar el cargo de Congresal de esa organización son tener antigüedad como afiliado, tener participación activa en la ATE y estar presente a la hora de la selección, entre otros.  Tras la lectura de la primera nomina, la oficialista, sin inconvenientes ni irregularidades en la conformación de la misma se procedió a la presentación de la segunda. Entre los primeros 50 nombres que se mencionaron se presentaban irregularidades en la antigüedad, no estaban presentes e incluso repetían nombres de afiliadas que estaban incluidas en la nómina anterior –situación que se resolvió cuando estas aclararon al público presente que se encontraban incluidas en contra de su voluntad en la segunda lista-.

Ante las irregularidades alguien de los presentes mocionó que se de por finalizada la lectura y se descarte la segunda lista. A lo que por unanimidad votaron a favor de la propuesta. Esto generó mal estar en unos cuantos y entre gritos y forcejeos se consagró la primera nomina como la ganadora.

 

Juan Arroyo de antemano, anticipaba a la prensa presente que podrían suscitarse situaciones que busquen entorpecer tal acontecimiento. Por su parte agradeció la participación masiva de sus compañeros en pro de mostrar una institución organizada y transparente.

 

 

Es para resaltar que se vienen elecciones de autoridades en el Concejo Provincial en ATE, donde Arroyo buscará renovar el voto de confianza de los afiliados por segunda vez  y Marti trabaja por recuperar la Secretaria General que tuvo por más de 10 años. El interrogante se centra en saber cómo revertirá la falta de apoyo y lamentable participación que demostró en esta asamblea. Sin dejar de señalar que posterior al evento se concentró con sus 40 seguidores y en su discurso arengó a estos a seguir de cerca a la comisión directiva actual y no dejar de creer que es posible recuperarla.