El delegado en Salta del Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar, Carlos Morales, dio detalles sobre la situación planteada a partir de los despidos  efectuados la semana pasada.

 

Dijo que rige la conciliación obligatoria y que el martes 30 habrá una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo, y denunció que los últimos despidos se ejecutaron de manera violenta.

“Los chicos se presentaron a sus puestos de trabajo y con la policía de manera violenta se les impidió el ingreso”, señaló Morales y agregó que se denunció que la empresa viola las condiciones mínimas de higiene y seguridad para con los trabajadores.

Por otra parte, Morales sostuvo que la patronal les dio plazo a los trabajadores hasta fin de mes para que renuncian al sindicato ALEARA y se sumen al Sindicato de Empleados de Comercio, a los fines de aplicarles ese Convenio Colectivo de Trabajo.

El gremialista indicó que cuando se rescindió la concesión a ENJASA el gobernador Urtubey se comprometió a velar por el sostenimiento de la fuente laboral a la hora de aplicar los convenios.

 Fuente: Portal web