Estos organismos paraestatales venían siendo fundamentales para la asistencia de los sectores más carenciados de cada municipio. Hoy se encuentran desfinanciadas y la solución se hace esperar. En diálogo con PrimeroSalta Moreno, Romero, Solis y Wayar  apuntaron como responsable al gobernador Gustavo Sáenz para la resolución del conflicto.

Incluso  la propia Intendenta Romero se desligo de la responsabilidad acentuando que “las CA dependen de provincia y es el gobernador quien debe dar una respuesta”.

En la capital actualmente son más de 300 trabajadores que se encuentran manifestándose afuera de la institución. Denuncian que no conocen cual es el futuro laboral que les espera y que actualmente no se están brindando los servicios acostumbrados.

Daniel Moreno, Jefe Comunal de Vaqueros y presidente del Foro de intendentes de Salta, disparó contra la falta de celeridad en dar respuestas a este tema: “Esto se sabia hace un par de años, se sabia que dejarían de recibir financiamiento las CA y como siempre se esperó hasta ultimo momento” (…) “esto depende de una decisión política. Así como sucedió cuando se tomaron medidas con el Fondo de la Soja, donde el Gobierno provincial salió a dar respuesta”.

En el caso del Intendente de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís, manifestó su preocupación por esta situación, asegurando que “el 80 por ciento de los ingresos de la CA de su localidad se utilizaba para suplir las falencias del gobierno provincial en salud. Se utilizaba para medicamentos, insumos en el hospital y en las campañas de prevención”.


Desde aquella cuestionada firma del “Pacto Fiscal entre la Nación y las provincias”, que el exgobernador Urtubey no dudo en adherir en pos de la gobernabilidad, se logró erradicar los mecanismo de recaudación con los que se sostenían las cooperadoras asistenciales de la provincia.

En el mes de septiembre de 2019 se dio media sanción en la cámara baja provincial a un proyecto que busca destinar el 4% del presupuesto para reemplazar los ingresos en las CA. Esta medida quedó, como de costumbre, detenida en el Senado. Esperando la decisión del Gobernador Saenz para darle curso a su tratamiento o rechazo.