El femicidio de Julia "Pamela" Flores, una niña de 13 años cuyo cuerpo apareció el sábado a la vera de la ruta nacional 81, cerca del paraje Pluma de Pato, destapó una serie de problemáticas relacionadas a las adicciones, narcotráfico y tratas de persona dentro de la comunidad Wichí. Por el hecho está detenido un adolescente de 17 años que reside en la comunidad Misión Kilómetro 2, donde también vivía la víctima, y en la causa interviene un juzgado de menores.

Respecto a esto, uno de los testigos del hallazgo es el referente de la ONG "De la mano de por el mundo", Germán Vildoza, denunció en “Primero Salta” por FM Capital que el gobierno provincial no está brindando una real asistencia a la comunidad y a la familia de Pamela. Tal es así que el gobierno sólo brindó un bolsón de alimentos cuando "la comunidad está pidiendo acompañamiento y asesoramiento legal, además de la lucha contra las adicciones", según enfatizó el referente.

“Es bastante complejo el tema porque ellos creen que no termina con encontrar al culpable del crimen, sino más bien con un abordaje de la problemática de adicciones que viene sufriendo esta comunidad y todas las comunidades wichí hace muchos años”, finalizó Germán Vildoza.