Las nuevas tecnologías y los medios para energizar nuestros gadgets no dejan de sorprenderme, lo que no entiendo es porque estas tecnologías no están ampliamente disponibles.

 

Una pequeña compañía llamada Nikola Labs presentó en un evento en Nueva York, un prototipo de carcasa especial para iPhone que es capaz de capturar energía del aire y alargar en un 30% la duración de la batería del equipo.

La carcasa desarrollada por esta compañía ocupa ondas de radiofrecuencias externas y las convierte en energía, a través de un convertidor RF-DC que transforma la energía en torno al teléfono y la devuelve a la batería.

En Nikola Labs explicaron que el 90% de la energía que utilizan los móviles, cuando realizan una llamada o se conectan a una red de datos, se pierde en el aire, por lo que esta carcasa recuperaría parte de eso.

Nikola Labs tiene como objetivo lanzar una campaña por medio de Kickstarter para obtener dinero y financiar esta carcasa. A pesar de no tener fecha lanzamiento, sus creadores calculan el valor inicial en $99 dólares.

Fuente: Engadget