Cerrillos, Moldes, El Tala, San Lorenzo, entre otros son los primeros en manifestar la crisis que padecen. Empleados municipales  del interior de la provincia se mantienen en estado de alerta y asambleas. Denuncian incumplimiento en el pago de sus haberes, en dos de ellos se reclaman por cesantías y despidos a medio centenar de trabajadores.

 

Desde hoy lunes 4 de enero se despertaron focos de conflictos en los municipios Coronel Moldes, El Tala, San Lorenzo y Cerrillos. Los reclamos y tutelas sindicales responden a los gremios de ATE y UTM.

En El Tala el reclamo se acentúa en la cesantía arbitraria que afecta a 54 empleados. Al igual que en San Lorenzo donde los cesanteados llegan a la cantidad de 60 trabajadores.

Coronel Moldes la situación es aún más complicada. Los trabajadores llevan exigiendo el pago de sus haberes hace varios meses. Actualmente la deuda con los empleados supera los cuatro meses. De no dar solución inmediata procederán a cortar definitivamente la Ruta 68, pasó principal para los turistas que recorren la provincia.

El estallido de trabajadores en Cerrillos es cuestión de tiempo. Existe un malestar entre los municipales ya que denuncian despidos masivos entre personal de planta. Si bien hasta ahora se cumple con sueldos, aseguran, la crisis económica del municipio no permitiría cumplir con los pagos de los próximos meses.

 

Fuente: Fernando Primero Climent - PrimeroSalta