Otro caso de abuso sexual mancha a la iglesia católica de Salta. Los fiscales penales Pablo Cabot, Cecilia Flores Toranzos y Sergio Federico Obeid, requirieron juicio ante el Juzgado de Garantías 1 del distrito Tartagal, para Carlos Fernando Páez como autor del delito de abuso sexual simple doblemente agravado por haber sido cometido por ministro de culto reconocido y encargado de la educación. La denuncia asentada es por hechos que sucedieron entre 2015 y 2017, cuando era seminarista en el Instituto San Juan XXIII de Orán, donde sucedieron los abusos de Zanchetta.

Matías, una de las víctimas y sobrevivientes de abuso sexual del sacerdote Páez, habló con "Primero Salta" por FM Capital y brindó su relato tras años de calvario. Matías, asistía a la parroquia La Santa Cruz de Villa Saavedra de Tartagal, donde vivía. "Me hizo un daño emocional muy grande, este sacerdote tenía una estrategia en el cual él te separa de tu vínculo familiar y tus amigos y empieza a manipular tu vida", indicó la víctima respecto al modus operandi de Páez. Por ese entonces, Matías tenía 18 años y hoy tiene 25.

Por otro lado, Matías también mencionó el vínculo con de Páez con el cura ya condeando por abuso sexual Zanchetta. "Me sacó del seminario y me mandó a vivir con Páez los fines de semana, lo nombró como mi formador, lo veía en todos lados", comentó. 

"Veía que había cosas anormales y que no eran correctas, pero no me denominaba en lo que era abuso sexual. Luego, cuando vi lo del caso Lamas me di cuenta que esto no era normal, que se habían metido en mi intimidad y me habían quebrado", expresó la víctima dando cuenta del momento en el que se animó a hacer la denuncia contra el sacerdote. Así también, Matías relató también el calvario que tuvo que vivir luego de haber acudido a la justicia: "El sacerdote decía en Tartagal que yo había querido tener algo con él y que yo era un resentido porque no quiso. Me tuve que ir porque se volvía insostenible vivir ahí".