El Gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, mediante videoconferencia desde su gira en Estado Unidos, habló de las proyecciones en el sector minero y se refirió a Tartagal y Mosconi como “pueblos fantasmas” cuando se terminó el gas que se producía allí quedando a la deriva.

Los dichos del gobernador generaron indignación en pobladores del del norte provincial y en especial del diputado por el departamento San Martín, Franco Hernández Berni, quien dialogó con Primero Salta por FM Capital y condenó los dichos. "No le voy a permitir que diga eso porque soy nacido y criado en Tartagal, en vez de salir a dar explicaciones de la plabra del gobernador pongánse a laburar", enfatizó el legislador. 

"El único fantasma es el gobierno de Gustavo Sáenz", dijo Berni quien además criticó a todo el gabinete del gobierno oficialista provincial. "La gestión de Villada es bajar tablets del gobierno nacional y regalarlas por pasitos de baile", explicó el diputado por el Frente de Todos contestando la ironía del ministro de Gobierno de Sáenz. 

Por último, recordó que esos pueblos a quien el Sáenz se refiere, despectivamente, como “fantasmas”, son los que produjeron la producción hidrocarburifera que avalan los créditos internacionales, es decir que todos los préstamos que sacó la provincia se garantizaron con las regalías del petróleo.