El Gobierno nacional no renovará la doble indemnización por despidos, medida de emergencia adoptada durante la pandemia, ya que en la actualidad no se considera viable su continuidad dada la baja del desempleo que registra la economía, informaron fuentes oficiales.

La doble indemnización fue "una medida de emergencia tomada por la crisis de la pandemia", recordó la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti. 

"La verdad es que tenemos números de empleo que muestran que el desempleo sigue bajando, se siguen creando 20 mil empleos por mes, y nos permite considerar que hay una nueva situación", afirmó al justificar la medida confirmada por fuentes oficiales.

Para la Portavoz, "lo que tenemos que seguir provocando es la generación del empleo formal y las mejores paritarias para los trabajadores en la discusión con los diferentes sectores".

"Hoy finaliza, no habrá renovación de la medida, luego del decreto de fines del año pasado que la fue reduciendo de manera paulatina", confirmaron a Télam fuentes del Ministerio de Trabajo de la Nación.

A fines de 2021, el Gobierno había establecido una reducción gradual del beneficio y fijado que entre enero y junio de este año se produciría un descenso escalonado de la suma extra que percibiría el trabajador en caso de ser echado sin justa causa.

Así, la persona despedida sin causa en enero y febrero tuvo una indemnización 75% superior a la que le hubiera correspondido según la legislación aplicable en cada caso; en marzo y abril, 50%; y en mayo y junio, 25%.

La doble indemnización como medida de contención ante la emergencia sanitaria

La prohibición de despidos y la doble indemnización fueron dos medidas establecidas por la gestión de Alberto Fernández en el contexto de la emergencia sanitaria decretada por la pandemia de coronavirus.

La emergencia pública en materia ocupacional fue declarada el 13 de diciembre de 2019, tres días después de la asunción del presidente Alberto Fernández, por el término de 180 días; ampliada y renovada hasta la actualidad.