El Secretario General de ATE Salta, Juan Arroyo, se expresó y argumento por qué no se debe reducir la planta de trabajadores del estado. Ante la iniciativa y decisión planteada recientemente por el Coordinador de Políticas y Enlace de Gobernación Pablo Outes.

Crece con fuerza la decisión política de ir progresivamente achicando la planta de trabajadores del Estado provincial, que hoy se mantiene en una nomina de 100 mil y se rumorea que el objetivo es llegar a una reducción del 40 por cientos.

Ante esto el dirigente sindical plantó postura: “Siempre se dijo que en el Estado existía un exceso de trabajadores. Pero por otro lado se demuestra que en la salud existe un importante déficit de personal. Se necesitan incorporar 400 nuevos enfermeros para los hospitales. Además en  la provincia el personal de la salud y educación se fue jubilando y no fueron repuestos esos puestos de trabajo”.

Arroyo recuerda el discurso del exgobernador Urtubey que expresaba que “el exceso de 20 mil trabajadores en el estado responde al incremento en el personal de efectivos policiales. Para reforzar la seguridad pública”, como también agrega que se trató de nuevos docentes y la educación nunca debe reducirse.

en el análisis del contexto expresó: “Aquí entran los amigos, los sobrinos y conocidos a trabajar, luego son incorporados a la planta administrativa. Mientras en otras áreas operativas hay faltante de personal”.

“Si realmente sobraran trabajadores como dicen, el personal de los hospitales, agentes sanitarias o docentes no se enfermarían por la sobre carga laboral que tienen. Incluso van a comenzar a jubilar a trabajadores y va a empeorar la situación si no se los reemplazan”, indicó.

Arroyo resalta que “en el Estado no sobra nadie, simplemente están mal distribuidos. La sociedad ha crecido y las demandas son superiores, además en una provincia  con crisis y sin oportunidades fuera del Estado”.