Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu
RSS
A+ A A-

#Salta/ Denuncian acomodos, persecución y acoso laboral en el Concejo Deliberante

Una institución que debería dar el ejemplo. Alrededor de la cuarta parte de la planta trabajadora  del Concejo Deliberante de Salta, se encuentra denunciando irregularidades. Varios de ellos fueron desafectados de sus funciones tras manifestarse. El Sindicato de Trabajadores del Concejo está en la mira, por avalar y atentar contra los derechos de los trabajadores.

Julio Cervantes, periodista,  es uno de los  empleados del Concejo Deliberante que por reclamar sigue deambulando por los pasillos del edificio legislativo. Fue desafectado del área de Prensa institucional donde se desempeña hace casi una década. Espera que le reasignen sus funciones. Mientras tanto, le ofrecieron pasar a trabajar en la garita de seguridad o “en algún bloque amigo”.

“Yo lo entiendo como una represaría y persecución. Como vocero de un grupo, planteábamos mediante la  abogada Silvina Delgado, que nos representa, el pase a planta permanente. Si bien figuramos en el recibo como planta permanente, no existe instrumento legal, no contamos con categoría de antigüedad ni sector de trabajo”, cuenta a PrimeroSalta.

Por otra parte, el reclamo surge ante la negativa de las autoridades del Concejo en brindar informe sobre “supuestos concursos”, donde por resolución ingresaban personas a planta permanente. Cervantes sostiene que se sabía que era un ingreso sin concurso, ni el procedimiento correspondiente.

Trabajo formal, una cuestión de voluntad política

Todo comenzó mediante un comunicado que emitieron desde este sector que nuclea a más de 25 empleados, quienes manifestaban su malestar y dudas sobre pase a planta permanente y su falta de transparencia y reglamentación. Ante esto, desde presidencia con anuencia del Sindicato de Trabajadores del Concejo Deliberante comenzaron a desafectar y buscar mantener el orden entre los empleados castigando con medidas que rozan la ilegalidad.

La planta permanente y la transitoria son las dos modalidades que garantizan mínimamente, una más que la otra, estabilidad laboral para quienes prestan funciones allí.

Para la transitoria se debe mantener una constancia laboral de 4 años consecutivos trabajando para el concejo, no para un concejal. Transcurrido ese tiempo pasan automáticamente a planta transitoria.

 En el caso de la planta permanente, aseguran fuentes, no existe una modalidad regulada por normas, sencillamente recae en la voluntad política de Presidencia. Aunque sostienen que por una cuestión lógica le debería corresponder a los trabajadores que se encuentran en la transitoria con mayor antigüedad.

Dicotomía sindical

Si existe un Sindicato que va contra lo establecido en los principios fundacionales de la actividad gremial, es el SECODE, dirigido hace años por Luis Rodríguez. Este último, no solo atenta con la libertad sindical de sus trabajadores, sino que oficia de perro guardián de la voluntad de las autoridades. Yendo en contra de los empleados y sus derechos.

En una nota publicada por nuestro medio (mes de abril: Miembros del sindicato del Concejo Deliberante ganan más de 30 mil pesos)  se puede constatar que casualmente quienes son cabeza y autoridades del gremio perciben sueldos abultados, muy distantes de los que perciben el resto de los trabajadores. Además de ser gremialistas con jefaturas que justificarían esos ingresos.

 

Cervantes cuenta que el gremio comenzó a impedir que ingresen a planta permanente por capricho de ellos. En su momento buscaron y consiguieron constituir la planta transitoria para conformarlos a los empleados que exigían. Esto no fue suficiente por cuanto continuaron sosteniendo sueldos precarios.

Reflexiona sobre los motivos que lleva al gremio para permitir esta situación: “El gremio evita que personal que lleva años cumpliendo sus funciones pasen a planta permanente para ellos poder ubicar a los hijos de los afiliados del sindicato”.

Si bien no se llegó a generar despidos, Cervantes cuenta que actualmente padecen una persecución e incluso acoso laboral, como lo fue con una empleada de mantenimiento.

Hoy esperan las respuestas a las presentaciones legales que realizaron mediante el patrocinio de la abogada Delgado, donde exigen que se los restituyan a sus originales funciones y den cuenta sobre el estado de las últimas personas que ingresaron “acomodadas” a planta permanente.

Por último, sostuvo que no tienen la libertad de adherirse a otro gremio para que interceda en la defensa de sus derechos laborales. Resulta que existe una Resolución firmada entre el presidente del CD con el Gremio donde queda tácitamente expresado que no puede ingresar ninguna otra organización sindical a la institución.

Sin lugar a dudas la precarización salarial, persecución y acoso laboral, la dedocracia y avalar a un Gremio que atropella, en vez de defender, los derechos de los trabajadores va en contra de los principios de un poder legislativo que debería ser ejemplo. Las autoridades del CD y su silencio van en desmedro de lo que diariamente se publicita desde esa institución.

Fuente: PrimeroSalta

Comentarios (0)

Cancel or