Desde PrimeroSalta se propone analizar la situación de esta empresa. Revelando cuánto gana, como es el servicio, que opinan los vecinos y que le espera al convenio que mantiene con la ciudad de Salta.

La empresa recolectora de residuos es prestadora de servicios en distintas provincias del país. Llega a Salta un par de años después de asumir como intendente Miguel Ángel Isa. Desde entonces no dejó de ser la responsable de la recolección, traslado y limpieza de la ciudad en gran parte de ella.

Inicialmente AF comenzó con un presupuesto mensual de 1.698.094 por mes. Con el tiempo Isa fue otorgándoles, mediante Decretos, aumentos escalonados. Ejemplo: de 2005 a 2011 pasó a percibir de ese monto (1.698.094) a 7.950.000 de pesos mensuales. Por estos días, año 2016,  el convenio con esta empresa asciende los 30 millones de pesos por mes.

Si existe una empresa con centenares de investigaciones y pedidos de informes por parte de ediles y reclamos de usuarios, es ésta. Inicialmente el convenio con la Municipalidad sobre responsabilidades y tareas a realizar era extenso.

Según el contrato de prestación del servicio público esencial de Higiene Urbana de la Ciudad de Salta, realizado mediante licitación pública Nº 4/99, Decreto 7/99 que se trató bajo el Expediente Nº 65.133/99, el servicio a prestar comprendía: Recolección de domiciliaria de los residuos sólidos; Recolección del producto de limpieza; Disposición final (relleno sanitario San Javier); Limpieza de calzadas y desobstrucción de Imbornales (rejas protectoras, alcantarillas); Limpieza de espacios verdes públicos; y Limpieza de canales.

Al pasar el tiempo las responsabilidades disminuyeron. Basta con mencionar que la limpieza de canales y de espacios  verdes públicos pasó a ser, por muy poco tiempo, tarea de Cooperativas barriales a las que se les destinaban fondos municipales. En la actualidad los canales se encuentran siendo limpiados por el Ejército, tras una firma con el actual intendente Sáenz y este organismo nacional.

No todo es negativo. Vecinos comentan estar satisfechos con la recolección de la basura del canasto o sesto que disponen. Por otra parte, Salta recibió el reconocimiento a nivel internacional por el estado del Vertedero San Javier, según actos oficiales y declaraciones de funcionarios del momento.

No obstante, quienes viven, tienen comercios o transitan el centro de la ciudad ven un abandono en la limpieza. Sostienen que solo ven limpiar las calles una vez al día, que suele ser en la madrugada. Los recipientes que colocaron están desechos, rotos y en algunos casos no existen.

Se discute su continuidad

Por estas horas se debate sobre la continuidad de esta empresa. En una entrevista, realizada en la producción “Interactiva” en FM Pacifico, Informó el secretario de ambiente de la comuna Federico Casas: “El contrato con AF está vigente pero vence en octubre de 2.016  y lo que estamos analizando el equipo de la secretaria de ambiente y consultando por supuesto al intendente es ver cuál es la situación real del contrato  y qué servicios se están brindando.  Hemos observado partes que se están trabajando muy bien y otras que no tanto. Entonces, hemos entablado una mesa de diálogo con la empresa para ya empezar a prepara las discusiones de este tema. El contrato tiene una cláusula de extensión que la municipalidad o la empresa puede optar por aceptarla o no, y estamos en tratativa analizando exhaustivamente. Podría haber una continuidad o no. Es cuestión de analizar y sentarnos con la empresa”. Sobre la conveniencia o inconveniencia económica de continuar con el contrato con AF señaló el funcionario: “Si no se gasta en una empresa, igual vamos a tener que correr con los gastos para garantizar el servicio de residuo domiciliario barrido y desmalezado en algunos sectores”.

En la nota expresó que “El servicio de recolección es bueno y cubre la gran mayoría de la ciudad. Hay puntos en los que estamos trabajando porque no tienen servicio. El contrato se inicio con una población con una extensión determinada, y esto se amplió. Con una producción de basura que cuando arrancaron era de 300 toneladas y ahora son 600 toneladas diarias. Entonces hay bemoles que hay que sentarse a dialogar con la parte sindical y gremial también y cerrar con ellos cuales son las cuestiones y en fin, la idea es una mesa de diálogo donde participe la municipalidad, la empresa y el sindicato y llegar a la mejor solución posible que sea beneficiosa para todos y garantizando un adecuado servicio para los ciudadanos.

Fuente: PrimeroSalta / Producción Interactiva / Archivo Boletín Municipal