Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu
RSS
A+ A A-

Para la Justicia Martin Del Frari ejerció Violencia de Género contra Fonseca

Duro revés de la Justicia contra el concejal Martin Del Frari. A las denuncias públicas de violencia contra sus pares y un pedido de destitución por parte de una asociación, que por estas horas se analiza en una comisión especial, se suma la demanda que le efectuó la eventual Defensora del Pueblo Frida Fonseca Lardies.

 

Martin Del Frari no dejaba pasar oportunidad de disparar contra Frida Fonseca, quien fuera designada por el propio cuerpo legislativo que el mismo integra. Desde la designación de Fonseca no se detuvo, hoy fue la justicia quien no se lo pide, le ordena. No buscó hacer uso de las vías legales o legislativas para hacer notar que es veraz lo que planteaba sobre la idoneidad de Fonseca.

Del Frari ante el pedido de destitución realizó un descargo en su momento que simplemente reconocía la existencia de una denuncia contra su persona y se resguardaba en sus derechos de inocencia, por cuanto no existía acción por parte de la justicia que diga lo contrario. En esta oportunidad la justica se pronunció y dejó en claro que el edil en su conducta contra Fonseca se “configura una acción violenta de género, incrementada por las trascendencias publica”.

Entre los aspectos que llevaron a la funcionaria a denunciar al edil se encuentra el padecimiento de “injurias que fueron vertidas en medios periodísticos en una campaña pública de desprestigio, afectando su moral y trayectoria profesional; así también su tranquilidad, estabilidad familiar y personal”; “Que también se extendió su difamación a dichos en distintas redes sociales, los que considera hostigamiento, acoso y descalificaciones a su persona y al cargo que ocupa.”

En su presentación inicial, Fonseca expuso con pruebas las expresiones en su contra, tales como “Frida Fonseca está usando el cargo para hacer política”, “Frida a dedo”; “No es idónea”; “le dieron un carguito”; entre otras que consideró una discriminación clara de género la expresión en un periódico digital manifestando que su antecesor (Nicolas Zenteno) si tenía cualidades para el cargo de la Defensoría del Pueblo.

Así mismo, en la presentación contra Del Frari, Fonseca resaltó el hecho que por medios periodísticos se dio a conocer noticias relacionadas a actos de violencia contra otras personas y también de violencia intrafamiliar, lo que para ella se constituye parte de “un marco conductal violento”.

Es por ello, que Fonseca solicitaba en “consecuencia medidas cautelares y precautorias por sentir temor que se ocasione un mayor daño, afectando sus relaciones personales, interpersonales, a nivel social, Publico y laboral”.

Ante lo expuesto, la Dra. Liliana Valdez en su carácter de Jueza actuante, del Juzgado de Violencia de Género 1, determinó dar lugar a la demanda presentada por la Dra. Frida Fonseca.

 Entre los argumentos de la magistrada cita: “respecto al caso planteado la Ley N° 7888 refiere en su Art. 3° claramente “Se entiende por violencia contra las mujeres toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal. Quedan comprendidas las perpetradas desde el Estado o por sus agentes”.

De esta manera legítima la demanda, agregando: “…se valora la posición que asume la Sra. Fonseca Lardies al interponer una denuncia de esta índole donde se invoca una serie de conductas discriminatorias que la afectan en su desempeño como Defensora del Pueblo de la ciudad de Salta, en su moral, en su psiquis, en su vida cotidiana personal y laboral, y especialmente en su dignidad. Que también se halla perjudicada por el denunciado por una serie de maltratos según la misma menciona, por su condición de mujer, cuando este se refiere a ella en forma pública que carece de idoneidad en su función, y que la persona que la ejercía con anterioridad, en su condición de hombre, si era capaz. Que a razón de ello, requiere medidas urgentes;

La magistrado no dejó pasar la necesidad de llamar la atención de la conducta del edil, sobre su accionar mediático y no buscar resolver en fueros correspondientes su incertidumbre sobre la idoneidad de la funcionaria, y no terminar con un show mediático como herramienta: “…Que en sus consideraciones particulares, el Concejal Martin Del Frari agravia a la Sra. Fonseca Lardies en su ejercicio profesional y en su vida particular. Ello siendo que las mismas son vertidas, se desarrollan, ejecutan  y difunden en los medios masivos de comunicación, por lo que se configura una acción violenta de género, incrementada por las trascendencias publica (…) es la vía administrativa donde procede el planteo y se exponen las cuestiones respecto a la designación e idoneidad de los funcionarios estatales o en su defecto la judicial correspondiente, sin que sea menester utilizar los medios de prensa en desmedro de la persona, lo que habilita una protección de orden supranacional por su condición de mujer…”

En este sentido, la jueza resolvió “Instar al Sr. Martin Del Frari a abstenerse de efectuar manifestaciones en desmedro de la Sra. Amanda Frida Fonseca (…) respecto a su designación, el ejercicio y al desarrollo de sus funciones como Defensora del Pueblo de la ciudad de Salta, en espacios públicos como privados y especialmente en medios de comunicaciones masivas, en redes sociales y de comunicación en línea, todo ello con apercibimiento de tomar medidas que se estimen correspondan al caso”.

Además resolvió  “hacer conocer al Sr Martin Del Frari la existencia de las actuaciones, la vigencia de la normativa tanto en el Orden público como privado que exige la Ley Nacional N° 26.485 de Protección integral a las Mujeres y Ley Provincial  N° 7888”.

Pedido de destitución

Hace un mes se presentó un expediente por parte de una asociación  solicitando la destitución del Concejal del Frari, donde se exponían entre sus argumentos denuncias por violencia de genero. Se conformó desde allí una comisión entre el cuerpo legislativo. El denunciado solo expuso un descargo y apeló a su credibilidad.

Se supo que entre los ediles que salieron en su defensa (en esta comisión) fue David Leiva, quien sostiene que se trataría de una antigua denuncia de la ex pareja de Del Frari, anteriormente a su ingreso como concejal. Por lo que habría pedido que no le brinden importancia.

Este pedido de destitución se busca resolver en los próximos días. Ahora el interrogante que surge sería ¿Cómo recibirán y trataran esta denuncia? Entendiendo que la magistrado actuante fue contundente en su detalle argumentativo.

 

 

 

 

Comentarios (0)

Cancel or