Con sólo 3 pasos, te podes ahorrar un montón de molestias.

 

 

Ninguna persona en el mundo que guarde sus auriculares puede sacarlos de la misma manera en que los guardó. Es casi imposible que eso suceda, así lo afirma la ciencia.

El hecho de que se enreden es por el propio movimiento y bamboleo del bolsillo o el lugar donde los guardaste. Al moverse pendularmente, los auriculares “bailan” sobre sí mismos “mezclándose” las puntas con el resto del cable.

Con este video, vas a poder guardarlos de manera simple y en pocos pasos, ahorrándote la mala sangre que sucede cuando los sacas y queréis escuchar música.