Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu
RSS
A+ A A-

Atención al público: la odisea del horario no cumplido.

Entre idas y vueltas, colectivos de escasa  frecuencia, filas interminables, cajeros abarrotados y empleados que no entienden que la celeridad es más que una fantasía, que “el tiempo es oro”, no solo por la falta de éste, sino también porque si te atrasas en el pago de un impuesto o cuota de un plan, te aplican intereses totalmente arbitrarios y altísimos… en fin.

 

En el afán de cumplir en tiempo y forma con todos los trámites y pagos, andamos a mil por hora de un lado a otro, calculando minuto a minuto, cual maratonista, llegar antes de horas 13.

Si bien, varias entidades bancarias, financieras, municipales y hasta comerciales exhiben un cartel con el “horario de atención”  que va desde las 0:09 a 14:00 la gran mayoría de estas cesan su atención entre las 13:00 a 13:15

Por ejemplo, en el banco, si no entraste antes de las 13:15 a sacar un número, cual “Escape Perfecto” (programa de tv)  date por vencido, por más que supliques el guardia de seguridad cerro  y vos te quedaste afuera, esperando a la persona que  limpia el vidrio  para  despegar tu nariz de la puerta.

Ahora, si vas a la Municipalidad cerca de las 13:10 llegas justo al desfile de Top  Models,  ves como las encargadas de los box pasan derecho a la puerta de salida. Desesperado corres hasta donde tenes que hacer tu trámite, rogando que la persona que te debe atender siga trabajando…

Llegas y… la silla esta vacía. Por ahí te dicen: “Espera, en seguida vuelve y te atiende”. Esperanzado, decidís quedarte. Esperas, esperas y seguís esperando, hasta que a un alma caritativa se le ocurre advertir la ausencia de quien esperabas, con un: “Ah no, pero si ya se fue”

Tras varias observaciones y análisis logre determinar que la reacción del contribuyente, puede dividirse en ocho  fases o  momentos, detallados a continuación:

Momento dubitativo: mirada pérdida, boca abierta, el tiempo parece haberse esfumado, no se entiende nada.

Expresión tradicional: resuena el tan famoso “¿AH?”

Negación: movimientos repetidos de cabeza, diciendo no.

Ofuscación: va subiendo la temperatura…

5° Ping pong de preguntas sin respuestas: ¿cuándo se fue? ¿Por qué se fue? ¿Qué hora es? ¿A qué hora se va? ¿Por qué se va?

Búsqueda de culpables: “Pero si él me dijo que estaba…”

El razonamiento lógico: “Si el horario de atención es de 0:09 a 14:00, ¿por qué se va antes?”

Retirada: antes de que aparezca el guardia de seguridad, frustrado  das la vuelta y te vas, repitiendo en voz baja un rosario de comentarios poco felices. A la espera de que mañana puedas tener un poco de suerte. 

Primero Salta

Comentarios (0)

Cancel or