Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu
RSS
A+ A A-

VIDEO| Escracharon a Macri y al Museo lo inauguraron los enemigos de Güemes

PH: Primero Salta

El pueblo no fue parte, eso duele. Un recorrido por los relatos de quienes participaron lo comprueba. Funcionarios y legisladores justificaron y avalaron en PrimeroSalta el vergonzoso evento, el que estuvo lejos de ser un homenaje al héroe gaucho de todos los salteños.

La elite aristocrática salteña incluida por empresarios,  funcionarios, Legisladores oficialista y opositores fueron los únicos protagonistas de la inauguración del nuevo Museo en honor al héroe patrio (no superaban más de 100 el numero de invitados). El pueblo en su conjunto se vio decepcionado por verse imposibilitados y sin invitación para participar. El salteño de clase media y baja no accedió y nuevamente  lloró al General a una distancia de 300 metros, detrás de dos vallados y más de 700 efectivos policiales.

En la orilla del evento estaba el pueblo dividido entre aquellos ciudadanos que concurrían ante la costosa convocatoria masiva del Gobierno provincial para participar de la inauguración popular ( la que no se dio). Por otro lado, desde lo lejos y al canto de “Macri Gato” se encontraban las y los trabajadora/es que ante la visita del Presidente Macri buscaron rendir honores a Güemes de la mejor manera: manifestando y luchando contra las injusticias de un gobierno de derecha e imperialista, tal como se lo recuerda al General. Un gobierno que le dio la espalda al pueblo y que quedó en clara evidencia en la jornada de este miércoles 22 de marzo de 2017.   

La comunidad que se hizo presente para formar parte de un evento, que prometía honrar al héroe gaucho Martin Miguel de Güemes, no perdonará jamás a quienes no se lo permitieron. Más de 1000 personas orillaban y recorrían el escenario en un perímetro de 300 metros de distancia. No alcanzaban a ver más que las insignias, armas y cascos de los efectivos de las fuerzas especiales y agentes de la policía provincial y nacional.

No todas las arterias estaban con manifestantes. Se podía escuchar y ver a centenares de vecinos que se acercaban a los vallados de seguridad preguntando si podían pasar. Por supuesto que la respuesta siempre era “solo con invitación, cuando se retiren las autoridades podrán pasar y disfrutar del espectáculo folclórico”. Pero ante tal, la indignación ganaba terreno y se retiraban.

El escrache

Personas trabajadoras, en su sano juicio y ejerciendo su derecho a protestar, se hicieron presentes. Simplemente buscaban manifestar su descontento y como padecen las políticas del gobierno nacional y provincial. Pero la cobardía del Presidente obligó al gobierno provincial tomar medidas de seguridad.

En el escrache participaron docentes de toda la provincia, nucleados en el gremio ADP. Al principio sorprendió el entusiasmo (poco visto antes) de Patricia Argañaraz en hacerse escuchar por el presidente. Desde las 16:40 comenzaron a marchar alrededor de la Plaza 9 de Julio y al llegar a la intersección de las calles Mitre y España los recibían una fila de efectivos policiales. Se presentaron episodios de tensión, que no llegaron a mayores porque era la misma Argañaraz que en determinados momentos pedía que retrocedan. Allí se comenzó a sospechar que podría tratarse de un acting por parte de la dirigente para captar el apoyo de sus pares (entendiendo que este año se presentan las elecciones de su gremio). Lo que confirmó la hipótesis inicial fue ver que se retiraba del lugar de tensión, minutos antes que llegue el mandatario nacional al escenario principal.

Del escrache participaron organizaciones como el Aguante (PV), Nuevo Encuentro, Partido Obrero, entre otras.

Por supuesto no faltaron los trabajadores de la Palúdica, quienes llevan más de 10 días con el edificio tomado, sin permitir el ingreso de funcionarios nacionales y municipales. Exigen mejores condiciones laborales, estabilidad y que se respete el destino y objetivo original para el que fuera donado (generosa donación de la familia Güemes para la investigación, prevención y combate de pandemias) el predio donde trabajan.

Lo que sorprendió fue encontrar a un político funcional al PJ y Urtubey como es el exintendente de La Caldera, el Gringo Mendaña, quien viene mostrándose en manifestaciones públicas contra las políticas del gobierno nacional y provincial, demostrando ser coherente con la doctrina y principios de su partido.

Por otra parte, el diputado Matías Posadas al ser consultado por nuestro medio se mostró conforme con el evento, elogió la visita presidencial y ante la ausencia de público consideró pertinente para garantizar la seguridad. Al retirarse y cruzar las filas de infantería fue despedido al unisonó de “traidor”, lo repudiaron decenas de personas que se encontraban afuera del cerco.

Prostitución ideológica

Todo salteño conoce muy bien el relato de cómo Güemes se negó rotundamente a entregar y negociar sus ideales, razón que pagó con su propia vida. Buscaron comprarlo y conquistarlo, pero sus ideales eran inquebrantables y murió luchando por su pueblo.

Claro está que hoy el prócer debe estar indignado y sumamente ofendido, desde el lugar que se encuentre. En su nombre hicieron un evento que incluía solo a la clase dominante, ningunearon a sus descendientes  al no ser mencionados y mucho menos  invitados. Pero lo más doloroso es que el pueblo por el que luchó, recibió incondicional apoyo y llora su muerte fue discriminada oficialmente en el nombre del Estado (que liberó, defendió y gobernó primeramente), siendo alejados y custodiados.

Matías posadas no fue el único que avaló y elogió la presencia del presidente Macri, a sabiendas que sería una provocación y causaría este efecto negativo entre la población. Al diputado también lo secundaron el gremialista Pedro Serrudo (dirigente 62 Organizaciones peronistas); el Concejal Matías Canepa  y el intendente de Campo Santos Mario Cuenca (Peronista).

Representantes, funcionarios y juventudes devenidas de opositoras a Macri  avalaron lo sucedido, lo justificaron y lo seguirán haciendo. Mientras tanto, el éxito de la protesta, escrache y repudio honraron al General, quien seguramente habría estado del otro lado: con el pueblo que exige justicia.

 

Fuente: Fernando Primero Climent para PrimeroSalta 

Comentarios (0)

Cancel or